Ejemplo de perseverancia y lealtad.

enero 24, 2008 a las 4:43 pm | Publicado en Experiencias, Historias | 1 comentario

Para muchos de nosostros, la primera idea que tenemos cuando nos hablan de los japoneses, es que son personas muy disciplinadas y trabajadoras, para las que el orden es algo esencial en la vida.

Esa impresión no está muy alejada de la realidad, al menos eso pude comprobar cuando estuve en Francia y tenía compañeros japoneses, sus apuntes eran muy limpios, sus métodos de estudio eran bastante ordenados y se conducían de esa forma en muchos aspectos de su vida diaria.

Menciono este comentario, por que hoy escuché que se cumplen 35 años de un hecho que paralizó a la nación nipona y al mundo entero, Shoichi Yokoi fue descubierto en la selva de la Isla de Guam,  pero cómo llegó hasta ahí?, quién fue este personaje?.

Yokoi, era un sastre que se unió al ejército nipón para participar en la Segunda Guerra Mundial. Fue enviado a combatir a la Isla de Guam, estuvo cumpliendo con su misión hasta que el ejército japonés perdió la Isla, fue entonces cuando comienzó la increíble historia de Yokoi. Después de que habían perdido la isla, el soldado decidió refugiarse en la selva, ya que para él, como se lo había dicho su Emperador Hirohito, era preferible morir que entregarse al enemigo

Yokoi se ocultó 28 años en la selva, sin saber que la guerra había terminado, de hecho, él comenta que llegó a ver ciertos papeles en donde se decía que el conflicto había finalizado, pero él simplemente no lo creía y no pensaba entregarse.  Sobrevivió todo este tiempo comiendo lo que la selva le proveía; mangos, cangrejos, ratas, palomas etc. y viviendo dentro de una cueva que le servía como su casa.

Hasta que un día, precisamente un 24 de enero como hoy pero de 1972, dos personas que caminaban por la selva, vieron a una persona muy flaca, con ropas muy extrañas, primero pensaron que era un aldeano pero al tratar de hablar con él, Yokoi huyó pensando en que lo querían capturar, finalmente lo alcanzaron y al platicar no creían su historia.

Para ese entonces él ya tenía 56 años, el mundo había avanzado y Yokoi no creía que la guerra había terminado, también se sorprendía al ver todos los avances tecnológicos, que él desconocía por haber estado escondido.

Al ser presentado ante los medios y ante la gente de su país, lo único que pudo decir fue “Siento mucha pena y vergüenza por no haber muerto en la guerra, esto es algo muy humillante para mí”, frase que conmovió a toda la nación y desde entonces fue considerado como ejemplo de tenacidad, lealtad, convicción y fuerza de volutad.

Se dice que Yokoi fue el penúltimo soldado japonés en rendirse,  sólo antes de Hiroo Onoda, quien vivió una historia similiar.

Esta historia se me hace increíble y confirma muchas ideas que tenemos sobre la cultura japonesa, la escuche por radio y quería compartirla con ustedes, espero que también les haya agradado.

Ustedes conocen alguna historia similar?

Algunas otras versiones más detalladas de esta historia:

El Clarin – Murió el Soldado Japonés que nunca se rindió a los aliados

Wikipedia – Soichi Yokoi

Saludos.

1 comentario »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. ¿Se manchó éste compa no?, esta cañón vivir tanto tiempo en una selva, yo conozco algo similar, el mosh creo que lleva el mismo tiempo en la UNAM y no haya como salir.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: